sábado, 16 de julio de 2011

La Venecia del Norte



Foto tomada por Javi
Ámsterdam es la capital oficial de los Países Bajos, está situada entre la Bahía del Ij y la orilla del río Amstel, fue fundada en el s. XII como un pueblo pesquero. Actualmente forma parte de una Conurbación llamada Randstard junto con las ciudades de La Haya, Róterdam y Utrecht. Es llamada “La Venecia del Norte” debido a los mas de 100 Km. de canales que forman la urbe, con mas de 1200 puentes, 8 de ellos levadizos, y 90 islas. Estos canales fueron incluidos por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Los 4 canales principales que forman un trazado concéntrico en torno al núcleo histórico son Singel, Herengracht, Prinsengracht y Keizersgracht. Estos canales tiene un sinfín de curiosidades, como que en el fondo de los canales acaban cada año 25.000 bicicletas, ya que en la ciudad es el medio de transporte mas utilizado, el agua es renovada cada 3 días, cerrando cada noche una docena de esclusas y bombeando miles de metros cúbicos desde la isla de Zeeburg.
Foto tomada por Javi
A lo largo de los canales se pueden observar las típicas “casas de canal”, construidas por comerciantes, conocidas por sus estrechas y altas fachadas, antiguamente eran depósitos de mercancías (altillo) y vivienda, antes del sistema de numeración las casas tenían unas placas en la puerta con escenas que representaban el oficio del habitante, aún se pueden ver algunas, también se pueden ver a lo largo de los canales pequeñas embarcaciones al estilo roulotte bastante curiosas. Para los turistas existen barcos de paseo, que hacen una ruta por toda la ciudad, los Water-Taxis que hacen su función por el agua, y como no, ya que por tierra, la ciudad posee 7 millones de bicicletas, por el agua no podía ser de otra manera y se pueden alquilar bicicletas acuáticas.
Hay inviernos en los que las temperaturas son muy frías y el agua se congela, esto ocurre cada 4 o 5 años, y los canales se convierten en una macro pista de patinaje, donde se puede ver patinadores e incluso trineos. Esta foto está tomada desde uno de los diversos puentes repartidos por la ciudad.

Foto tomada por Javi

Las gotas frías de lluvia colisionan contra nuestra piel como millones de agujas, desde la barcaza navegamos por los canales de Ámsterdam, sintiendo el vaivén de las hondas, desde el agua observamos las casas que se inclinan para saludarnos, sus estructuras torcidas parecen darles vida, sentimos la tranquilidad de navegar y la ebullición metropolitana a la vez, un contraste que junto con el encapotado cielo esta ciudad nos da, a pesar del frio, una sensación de calidez y paz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada